Guantes de Peccary: La Guía Completa

Peccary handschuhen-3

Los guantes de cuero han existido durante siglos y, por lo general, es un accesorio que se ha convertido en una necesidad. En invierno, los usamos principalmente para proteger nuestras manos y dedos. Ya sea para el viento frío o si eres una persona elegante, son un accesorio de moda. Cualquiera sea la razón por la que los tengas o estés pensando en comprarlos, unos guantes de cuero de peccary son una inversión y te  diremos cómo comprarlos aquí.

1. Conoce tus medidas

Los guantes de cuero de Peccary se ajustan a tu mano a las pocas horas de usarlos. La flexibilidad existe horizontalmente pero no verticalmente. Por lo tanto, es muy importante que los dedos tengan la holgura apropiada, es decir, un par de milímetros más en la punta de los dedos. Una medida demasiado corta del dedo puede romper el cosido o rasgar el cuero.

El tamaño de los guantes de cuero pecarí se basa en pulgadas, una pulgada corresponde a unos 2,5 centímetros. El tamaño se mide cómodamente alrededor de los nudillos, que es la parte más ancha de la mano, excluyendo el pulgar.

Cómo medir tu mano

Toma una cinta métrica basada en centímetros y obtén la medida correcta al dividir el resultado por 2,5. Por ejemplo, si la circunferencia de tu mano es 18,5 cm, dividida por 2,5, hace 7,5, lo que significa que tu tamaño es 7 – 7,5. Colocate el guante, y tómalo del lado externo de la palma y estíralo un poco. Cuando el guante se estira solo un par de milímetros, el ajuste es perfecto.

Medidas de la mano

Sin embargo, todas las manos son únicas y una mano siempre es un poco más grande que la otra. Por lo tanto, es mejor medir el tamaño de la mano que más se usa, porque los músculos suelen ser más grandes en esa mano. Nuestras manos también varían en formas; algunos son estrechos con dedos largos, otros anchos con dedos cortos o una combinación de estos.

2. Usa diferentes pares de guantes

guantes de peccary

Cuando nuestros guantes de peccary se humedecen o ensucian, necesitan un cuidado especial y si no se hace correctamente, se dañan. Además, el uso constante de un par de guantes nunca es recomendable. Tienes que darles un descanso de vez en cuando. Te recomendamos alternar con un segundo par si los usas regularmente. En el caso de que hayas derramado algo, o simplemente se te mojen debido al clima, dale a ese par un poco de tiempo para secarse y evitar un desgaste más rápido.

Si puedes, intenta construir una colección de guantes de peccary para diferentes temperaturas y ocasiones. Los guantes sin forro son perfectos para principios de otoño y primavera. Los que son forrados con Alpaca son buenos para los días más fríos y el invierno. Por cierto, cuando el revestimiento se desgasta, reemplazalo (esto es posible y puedes llevarlo a nuestra tienda para reparaciones). Sin embargo, el cuero puede durar toda la vida si lo cuidas adecuadamente.

3. Colócate y quítate los guantes de cuero Peccary para saber cuál es el tamaño correcto

guantes de peccary-1

Cuando te pongas los guantes de peccary, tira de ellos suavemente de la palma y la parte posterior del guante hacia la muñeca. Evita empujar hacia abajo entre los dedos.

Cuando te pruebes un par de guantes por primera vez, dobla la mano hacia arriba y asegúrate de que tienes un pequeño pliegue sobre los nudillos. Entonces sabes que el tamaño es correcto. Cuando te quites los guantes, empieza tirando suavemente de cada dedo y luego todos los dedos al mismo tiempo.

4. Cómo cuidar de tus guantes de Peccary

Cuidado de guantes de peccary

Si tus guantes de cuero de peccary se ensucian, así es como debes limpiarlos:

  • Primero, colócalos y sumérjelos bajo agua tibia o en un tazón.
  • Ten cuidado de no secar el cuero y usa un jabón suave con grasa natural.
  • Frota el jabón en tus guantes y enjuágalo con agua corriente, asegurándote de que no haya jabón en los guantes.
  • Ahora quítatelos con cuidado.
  • Después que esten limpios, exprime suavemente el agua restante y NO retuerzas los guantes porque eso los dañaría.
  • Ahora deja que se sequen en una superficie plana, preferiblemente a temperatura ambiente.

Consejos Extras:

  • Evita cualquier tipo de fuente de calor ya que esto dañará el cuero.
  • Intenta ajustarlos un poco para recuperar la forma original.
  • Tus guantes tardarán muchas horas en secarse y durante este tiempo, asegúrate de colocartelos un par de veces y ajustarlos en tus manos mientras se secan.
  • Intenta evitar el agua siempre que puedas. Si aparece una mancha más oscura al estar húmeda, frota suavemente un poco de talco y la mancha probablemente se desvanecerá.

5. Mantén el ajuste de tus guantes de Peccary estirándolos

Estirando los guantes de peccary

El confeccionista determina la elasticidad de cada guante para garantizar un ajuste perfecto. Sin embargo, después de un período de uso, es normal que el guante se ensanche sobre la mano. Para restaurar el ajuste original, simplemente estira el guante sobre el borde de una mesa, sosteniendo las yemas de los dedos con una mano y la abertura de la muñeca con la otra. Luego estira suavemente la parte posterior del guante contra la mesa.

Para los dedos y el pulgar, estira cada dedo desde la parte inferior y ve hacia la punta, idealmente con cuatro o cinco movimientos por dedo. Al hacerlo, la elasticidad del cuero volverá a la forma original.